Promover la lectura en Educación Secundaria

Promover la lectura y la creatividad en Educación Secundaria es un auténtico regalo para nosotras. No tenemos muchas oportunidades de hacerlo porque tradicionalmente se identifica la animación lectora y el mundo de la narración con edades mas tempranas, cuando a estas alturas ya deberíamos tener clarísimo que TODOS TENEMOS ALGO QUE CONTAR. Al menos hoy los alumn@s del IESO Quercus de 1º y 2º de la ESO así nos lo han demostrado con su atención, participación y curiosidad. 

Imagen

Entrar en un aula de cualquier curso de la ESO es un reto. Allí hay lectores que desconocen serlo, porque identifican el acto de leer exclusivamente con los libros obligatorios. Otros que piensan que al instituto se va solo a escuchar y por eso ya no intentan contar nada. También los hay que quieren hablar pero les faltan las palabras. Otros que se esconden bajo la capucha, intentando esconder también sus preocupaciones. Cada uno es único. Como los libros. No hay dos iguales, dependiendo de las manos en las que caigan porque es el lector el que construye su significado añadiendo su propia experiencia al relato.

Imagen

Una charla en Secundaria para nosotras también es un bálsamo. Siempre comenzamos hablando de nuestra experiencia emprendedora, de cómo hace unos años estábamos sentadas en un aula como la suya y terminamos creando una empresa que después de nueve años sigue creciendo y aumentando su público y su alcance. Desde ahí sembramos la semilla del emprendimiento y nos ponemos como ejemplo real de que se puede soñar, y con trabajo y esfuerzo, conseguir los sueños.

Imagen

Después comenzamos a hablar sobre la importancia de las palabras y cómo nos diferencian del resto de especies animales. Una sola palabra puede herir, sanar, unir, separar… Y entonces enseñamos algunos de nuestros libros favoritos: curiosamente uno que no tiene palabras, «Esto no es un libro» de Jean Jullien, es de los que mas os invitan a dialogar. Exploramos también otros idiomas con libros divertidos como «Word as Image» de Ji Lee, descubrimos algunos secretos de la naturaleza con «Zoóptica» de Guillaume Duprat o «Si venimos del mono, ¿por qué somos tan cerdos? de Big Van Ciencia; vinculamos las matemáticas a la poesía, porque todos los poetas tienen que ser un poco matemáticos; descubrimos técnicas de animación increíbles en pequeños libros como «Magic Moving Images» de Colin Ord; y nos despedimos sin tiempo para seguir curioseando los más de 100 libros incluidos en nuestra selección de lecturas para jóvenes https://www.goodreads.com/review/list/64432271-unpuntocurioso?shelf=j%C3%B3venes-y-lectores

Imagen

Nos vamos siempre con una sonrisa en los labios, después de comprobar que TODOS TENEMOS ALGO QUE CONTAR y que la lectura es una manifestación cultural, social y educativa que nos hace falta, mucha falta, independientemente de la edad que tengamos. Siempre que desarrollamos estas propuestas con adolescentes es por iniciativa personal de alguna profesora o profesor, en este caso Milagros, y estamos muy agradecidas de tener cerca a gente tan bonita que, no solo son maravillosos como docentes sino también personas implicadas que creen en el valor de la promoción de la lectura y la creatividad como dos herramientas imprescindibles en el mundo actual para ser más libres,

Muchísimas gracias, de verdad.